De Addis Abeba a Ciudad del Cabo (From Addis Ababa to Cape Town)


Nanyuki, Nyahururu, Naivasha
January 4, 2012, 3:31 pm
Filed under: Uncategorized

Nota: Este post fue escrito el 31 de diciembre

¡Feliz Nochevieja a todo el mundo! Estamos acampados en la orilla del Lago Naivasha, en lo que es un poco más de la mitad de nuestro paso por Kenya. Si no hemos actualizado muy a menudo es porque hemos acampado mucho, mientras que en Etiopía el dinero nos llegaba para hoteles pijos con internet. Kenya es más caro pero nos apañamos igualmente.

Tras pasar la Nochebuena en Isiolo, todavía parte del norte de Kenya, cogimos el primero de una larga serie de matatus (furgonetas con 14 asientos y muchos mas pasajeros) con parada en Nanyuki, a los pies del Mt. Kenya. Nuestra intención era descansar en un camping que parecía excelente en el Libro de las Mentiras (Lonely Planet) y hacer algo de trekking en las faldas de la montaña, sin gastar mucho.

En Nanyuki dormimos dos noches, la primera estuvimos prácticamente sólos en el camping, con la tienda en un claro remoto al lado del río a unos diez minutos de cualquier cosa que recordara a la civilización. Muy bonito, pero entre eso, la falta de electricidad o gas, y los cuatro kilómetros hasta el pueblo la estancia fue más supervivencia que descanso, aprendiendo a encender fuego, moviéndonos en la oscuridad a partir de las seis, cocinando arroz y judias con cacharros sin asas, calentando cubos de agua para lavarnos y pasando otras incomodidades. Nos lo pasamos bien pero como dije, de descansar poco.

En Nanyuki con todas las comodidades

En Nanyuki con todas las comodidades

De charla en Nanyuki

De charla en Nanyuki

Chapan, un nuevo amigo

Chapan, un nuevo amigo

Hacer trekking en Mt. Kenya era caro y complicado, porque eran Navidades y estaba todo cerrado, y pudimos hablar con poca gente para organizarlo. Además el Gobierno de Kenya ha subido la entrada al parque a $55 por día, que es una burrada cuando lo añades al coste del guía, transporte y demás.

Así que al cabo de ese par de noches cogimos otro matatu hacia Nyahururu, a un par de horas de distancia, allí plantamos la tienda en los jardines de un hotel caro que hay justo al lado de la atracción del pueblo, unas cataratas de 72m. Dormir ahi era más descanso que en Nanyuki, con electricidad, servicios limpios con agua caliente, y el pueblo a diez minutos caminando. Aun así, me comieron las chinches otra vez.

Camping en Kenia, una aficion de masas

Camping en Kenia, una aficion de masas

Por esto la gente no acampa en Nyahururu, supongo

Por esto la gente no acampa en Nyahururu, supongo

En Nyahururu descendimos al cortado al que cae la catarata, que era impresionante y te calaba con el agua pulverizada en el fondo. Mejor todavía es cuando por la tarde nos fuimos río arriba a ver hipopótamos, y encontramos un remanso del río donde había decenas de ellos, dejando ver sólo los ojos y la nariz por encima del agua. Nos quedamos allí viéndolos un buen rato con la gente del pueblo, que también se acercan al entretenimiento. No todos ellos, porque uno de los caminos del pueblo pasa detrás del remanso y mucha gente va a sus asuntos sin hacerle mucho caso a los hipopótamos.

Thomson's Falls, en Nyahururu

Thomson's Falls, en Nyahururu

Columpio natural de camino al fondo de la cascada

Columpio natural de camino al fondo de la cascada

Hipopotamos en Nyahururu

Hipopotamos en Nyahururu

Después cogimos el enésimo matatu para ir a Naivasha, pagándo esta vez tarifa navideña, que aquí te sablan en los transportes en estas fechas. De Naivasha otro Matatu a la orilla sur del lago Naivasha, donde hay un par de pueblecillos, campings, y resorts, y donde gente de Nairobi viene a pasar el fin de semana. Aquí decidimos quedarnos unos cuantos días a pasar el Año Nuevo y que los costes de transporte volvieran a valores normales.

Aquí nos hemos alojado en una banda (cabaña de bambú) en un camping con vistas sobre el lago, y hemos hecho por fín un poco de turismo.

Ayer nos fuimos a Hell’s Gate, que es un parque nacional con jirafas (que no vimos), búfalos (que no vimos), warthogs (que vimos, pero que no recuerdo como se llaman en español, son como Pumba del Rey Leon), impalas, gacelas, cebras, lammergeyers y otros animales, que si que vimos. Después de caminar unos diez kilómetros hasta el extremo sur del parquenos encontramos con la Central Tower, que es el conducto de lava volcánica solidificada de un volcán antiguo. Como es basalto y mucho más duro que la roca de alrededor el volcán se erosionó por completo dejando sólo una columna de roca recta hacia el cielo.

Alrededor de ese punto hay unos cañones cavados en la roca por arroyuelos, algunos de ellos de agua hirviendo que sale del subsuelo. Acompañados por un guía masai local (vestido como todo hijo de vecino) exploramos un par de esos cañones, poniéndonos hasta arriba de barro y pasándolas un poco ajustadas para subir o bajar un par de saltos de agua. Luego de vuelta otros ocho kilómetros, porque en la puerta del parque nos encontramos con un señor en su bodaboda (mototaxi) que nos trajo a los dos de vuelta (tres en la moto!) al camping, dándonos la vida.

Cañones en Hell's Gate

Cañones en Hell's Gate

Mas cañones en Hell's Gate

Mas cañones en Hell's Gate

Nuestro guia Masai ayudando a Simone

Nuestro guia Masai ayudando a Simone

Hoy nos hemos ido con el mismo tipo (David) en su bodaboda a un santuario animal al oeste del lago. Allí hay otro volcán extinto con un pequeño lago en el cráter, y alrededor un montón de animales. Ha sido un paseo mucho más corto que ayer, y fantástico. Hemos visto muy de cerca cebras, búfalos, jirafas, eland, impalas y gacelas. Hemos visto un montón de flamencos también, que hacían bastante escándalo y olían mal.

Flamencos

Flamencos

Jirafas

Jirafas

Traseros de cebra

Traseros de cebra

Eland

Eland

Un modelo de Jean Paul Gaultier

Un modelo de Jean Paul Gaultier

Esta noche nos vamos de fiesta de Nochevieja al camping de abajo, que traen bandas de música reggae y funk y tiene pinta de ir a ser divertido, y si hay suerte los hipopótamos salen del lago y se unen.

Advertisements

1 Comment so far
Leave a comment

hay dos tipos de culebro: aspid y piton; pra mas señas consultar el manual de instrucciones. Por si os encontrais en la otra mitad del continente

Comment by alberto.cuesta




Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: