De Addis Abeba a Ciudad del Cabo (From Addis Ababa to Cape Town)


De Zanzibar a Malawi
March 5, 2012, 5:42 am
Filed under: Uncategorized

Tras Zanzibar nos esperaba uno de los tramos largos del viaje, cuatro días hasta el próximo lugar lo bastante agradable como para descansar un tiempo. El trayecto nos llevaría con ferry, tren y autobús desde Stone Town en Zanzibar hasta Nkatha Bay en Malawi.

En Stone Town nos despertamos temprano para coger el ferry de vuelta a Dar Es Salaam. El viaje en el ferry es bastante agradable, el único barco moderno que hemos visto hasta ahora. Nos acomodámos al aire en la parte de atrás y aprovechamos para leer, oir música y broncearnos un poco.

El moderno ferry entre Zanzibar y Dar Es Salaam

El moderno ferry entre Zanzibar y Dar Es Salaam

Llegamos a Dar Es Salaam a tiempo de buscar un restaurante para comer a una hora razonable. El sitio que parecía más prometedor en la Lonely Planet había desaparecido y en su lugar había un bloque de oficinas en construcción, así que nos arriesgamos a entrar a un restaurante bastante local de esos en los que no hablan mucho inglés. Tenía aire acondicionado, algo que no hemos visto fuera de Dar Es Salaam, y una bendición con el calor que hace allí.

La línea de tren de Tazara (Tanzania-Zambia Railways) es una de las líneas de tren que se construyeron durante el periodo colonial para conectar el interior del continente con la costa, y una de las pocas con mantenimiento y en buen estado. Conecta Dar Es Salaam con Mbeya, a menos de 100km de Malawi, y luego continua hasta Zambia. Para este viaje compramos un compartimento de para nosotros dos, que luego como nos sobraban dos camas compartiríamos con un par de chicas alemanas que estaban de estudiantes en Dar Es Salaam.

El tren en sí era bastante viejo, chino de segunda mano producido en los 60, seguramente, pero las camas eran suficientemente cómodas e iba razonablemente rápido. El embrague era un poco brusco y cada vez que frenaba o arrancaba parecía que habíamos atropellado una vaca, pero el paisaje por las ventanas compensaba por todo esto.

La estación de tren TAZARA

La estación de tren TAZARA

El tren TAZARA en dirección a Mbeya

El tren TAZARA en dirección a Mbeya

Disfrutando del viaje en tren

Disfrutando del viaje en tren

El tren atraviesa una enorme área del sur de Tanzania muy poco poblada, con vistas hacia la jungla y las montañas, y dicen que si vienes en dirección contraria pasas durante el día por tramos en los que puedes ver elefantes y cebras. Tras dormir en el tren y pasar la mañana tomando fotos y escuchando música llegamos a Mbeya, rodeado de montañas y mucho más fresquito que Dar Es Salaam.

Mbeya desde el tren

Mbeya desde el tren

Apilamos nuestras mochilas en un Daladala (minibus) para hacer los 4km en dirección al centro y al llegar a nuestro destino en un bache se abrió el portón y mi mochila se cayó en medio del tráfico. Afortunadamente la recuperé tras pegarle un par de leches al ayudante de conductor que no se había dado cuenta y no abría la puerta. Para otro día me queda hablar del poco cuidado que ponen en hacer las cosas por aquí.

Esa tarde otra vez el hotel descrito en la Lonely Planet no estaba en la calle indicada, así que nos alojamos otra vez en un hotel con nombre exótico (tras el maravilloso “cabrón caliente” de Masaka), ¡el Hotel Sombrero!

¡El Hotel Sombrero!

¡El Hotel Sombrero!

Esa noche cenamos la que probablemente será nuestra última cena de comida india hasta Durban, en Sudáfrica, y a la mañana siguiente nos montamos en una serie de autobuses hasta llegar a la frontera con Malawi. En uno de estos autobuses al arrastrar mi mochila para colocarla en el maletero la engancharon en una plancha de metal y me hicieron dos sietes en la cubierta impermeable, segundo ejemplo del poco cuidado que se pone con las cosas aquí. Nadie se disculpó siquiera.

En fin, caminamos del autobús un par de kilómetros a la frontera, guiados por un par de señores de estos que se dedican a cambiar moneda y con poca novedad cambiamos de país. Como detalle interesante el dinero en Malawi es enorme. El bilete de mayor denominación son 500 Kwachas, o dos euros, si para cada día aquí necesitamos unas 10000 Kwachas significa que vamos a todas partes con gruesos fajos de billetes.

Songwe River, la frontera entre Tanzania y Malawi

Songwe River, la frontera entre Tanzania y Malawi

Al otro lado de la frontera cogimos un taxi a Karonga, por dos euros cada uno que la verdad nos pareció caro para lo que estamos acostumbrados, y cuando llegamos a Karonga y nos pusimos a buscar habitación nos encontramos con que los hoteles eran mucho más caros que en Tanzania, y mucho peores. Parece ser que ese rumor de que Malawi era barato no es cierto, y una vez más tenemos que vigilar cuánto gastamos.

En Karonga pasamos la noche a orillas del lago Malawi, en un hotel muy grande y muy decrépito del que éramos los únicos huéspedes. Con poco que hacer nos fuimos a dormir temprano y a las cinco y media de la mañana siguiente estabamos ya despiertos y listos para el último día de viaje antes de descansar en Nkatha Bay.

Campos de arroz en Karonga

Campos de arroz en Karonga

Lake Malawi en Karonga

Lake Malawi en Karonga

Ese día sólo teníamos tres horas y media en autobús y luego otra hora en minibús, no mucho en teoría. Al autobús llegamos a las siete y media, y esperamos durante dos horas a que se llenara de pasajeros para partir. Las tres horas y media eran en realidad cinco, y el resultado es que llegamos a Mzuzu, de donde salía el minibus para Nkatha Bay, a las dos y media de la tarde, y cansadísimos.

El minibus a Nkatha Bay fue rápido e indoloro, pero el cansancio de los pasados cuatro días pesaba mucho. Nos quedaba caminar un kilómetro cuesta arriba en un calor intenso hasta el hotel, y bajando las escaleras del mismo Simone puso el pie mal y se hizo daño en los tendones.

Por suerte habíamos llegado, y desde entonces hemos estado descansando y esperando a que su pie mejore (la hinchazón se le bajó al día siguiente, y ya está casi bien del todo). Además la estación lluviosa ha llegado a Malawi, y ha estado lloviendo desde que llegamos, así que de todas maneras no tenemos mucho que hacer.

Nkatha Bay

Nkatha Bay

Recuperándose del accidente, pero ya mejor

Recuperándose del accidente, pero ya mejor

Advertisements

Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: